Nueva York: su historia hasta el siglo XIX

 

Giovanni da VerrazzanoEn 1524, Giovanni da Verrazzano, un navegante y explorador italiano al servicio de Francisco I de Francia, fue el 1º europeo –tras la colonización vikinga del año 1000 que exploró la costa atlántica de Norteamérica en busca de un paso por el noreste hacia la India (Carolina del Norte y del Sur, el puerto de Nueva York hasta Terranova).

En su honor se haya el Puente colgante Verrazano-Narrows, (de 1.298 m. de largo en su tramo central) a la entrada del puerto de Nueva York, por debajo del cual pasa la mayor parte de tráfico marítimo hacia los puertos de Nueva York y Nueva Jersey. Este puente conecta Brooklyn con Staten Island. Fue el más largo del mundo desde que se construyó, en 1964, hasta 1981 (hoy es el 7º del mundo, y sigue siendo el 1º de EE.UU.). Es conocido por ser el punto de salida de la Maratón de la Ciudad de Nueva York.

Al tiempo de la llegada del explorador italiano, el lugar estaba habitado por alrededor de 5.000 miembros de la tribu india de los lenape o lenni-lenape (”gente de verdad”). Denominó a este lugar como Nouvelle Angoulême (Nueva Angulema).

Manhattan en 1960 -cuando era parte de Nueva Ámsterdam.

Manhattan en 1960, cuando era parte de Nueva Ámsterdam.

Hacia 1614, los holandeses se asentaron aquí y, en 1626, el jefe de la colonia, Peter Minuit, compró la isla de Manhattan a los lenapes, por 60 florines de mercancías. Este acto se hizo legendario (Nueva York fue comprado a los indios por 25 dólares), aunque ahora sabemos que los lenapes no conocían el concepto de propiedad territorial permanente pues eran nómadas, lo que disminuye el alcance del gesto. Minuit la denomina Nueva Ámsterdam –que cuenta con 270 habitantes, niños incluidos- e inicia la importación de los primeros esclavos africanos hacia aquí: 11 esclavos.

En 1657, se otorga libertad de culto a los judíos.

Durante la 2ª Guerra entre Inglaterra y Holanda, en 1664, el último director de la colonia, Peter Stuyvesant la entrega a los ingleses, quienes la rebautizan como Nueva York, en honor del Duque de York, el hermano de Carlos II de Inglaterra.

En 1673, en medio de otra guerra que ingleses y holandeses, estos últimos recuperan brevemente la colonia (rebautizada Nueva Orange), hasta que los ingleses vuelven a recuperarla, con el Tratado de Westminster, el 19 de febrero de 1674.

La palabra “yanqui” con que, generalmente, se designa a lo relacionado con los EE.UU., el término se originó hacia la mitad del siglo XVII debido a los neerlandeses que abundaban en los llamados Nuevos Países Bajos –cuya capital era Nueva Ámsterdam), muchos de los cuales se llamaban “Jan” o “Ian” (Juan en neerlandés). Así, del apodo “janke” (Juanito), se originó el término inglés yankee (pronunciado “yanki”).

Otros autores, como Robert Graves, sugieren que “ianki” era un vocablo comanche que significaba ‘cobarde’, aunque luego los estadounidenses se apropiaron de esa palabra porque les gustaba el sonido de la misma.

Durante la Guerra de Secesión (1861-1865), el término se hizo muy popular en la excolonia británica: para los confederados, los yankees eran los soldados y, en general, los residentes de los estados del Norte (la Unión).

Bajo el Imperio Británico, la ciudad de Nueva York fue consiguiendo importancia como puerto comercial. De hecho, en 1754, se fundó la Universidad de Columbia.

Durante la Guerra de la Independencia (las 13 colonias contra los ingleses), la ciudad irrumpió como escenario de una serie de importantes batallas conocidas como «La campaña de Nueva York y Nueva Jersey». Finalizada la contienda, se reunió el Congreso Continental en Nueva York, y en 1789, George Washington, el primer presidente de los EE.UU., fue anunciado en el Federal Hall de Wall Street, y Nueva York llega a ser la capital de la nación hasta 1790.

En 1819, la apertura del Canal de Erie conectó el puerto atlántico con los vastos mercados agrícolas del interior de Norteamérica. Para 1835, la ciudad de Nueva York ya había sobrepasado a Filadelfia como la ciudad más grande de los EE.UU.

Por otro parte, existió en Manhattan y Brooklyn un importante movimiento abolicionista, y aunque los esclavos habían existido en Nueva York en la década de 1820, para la década siguiente, Nueva York se convirtió en el centro de activismo abolicionista del Norte.

Five Points

Five Points

Uno de los lugares más famosos fue Five Points, un barrio marginal, cuyo nombre proviene de las 5 esquinas que forman la intersección de las 3 calles donde estaba situado.

Se formó hacia el año 1820 cerca del antiguo lago colector de la ciudad, que tuvo que drenarse debido a un grave problema de contaminación. Como el relleno del colector fue muy pobre y la tierra se volvió pantanosa y llena de mosquitos, trajo como consecuencia que bajase el valor del terreno. La mayoría de habitantes de clase media y media alta se fueron de la zona, dejando el vecindario a merced de los inmigrantes pobres quienes aumentaron notablemente en los años 1840, así como las enfermedades, la mortalidad infantil, el desempleo o el crimen violento. Había rivalidad entre los irlandeses y los afro-estadounidenses, pero su coexistencia en los Five Points fue, un primer ejemplo de integración étnica dentro de los EE.UU. Por ejemplo, aquí se fusionó la música irlandesa con el ritmo africano dando origen al baile tap (claqué), y posteriormente al jazz o al rock and roll.

Aunque la comunidad afro-americana se mudó a Manhattan –primero al oeste y después al norte de la isla- la convivencia con los irlandeses y, después, con italianos y judíos, ayudó a crear un sentido de comunidad entre estas minorías.

En 1898, se formó la moderna ciudad de Nueva York al anexionarse Brooklyn (hasta entonces ciudad independiente) a Manhattan así como municipios de otros distritos gracias a proyectos como el Puente de Brooklyn.

J.A.T.