Nueva York: la ciudad que nunca duerme

 

Gran Manzana -atrib-“The city that never sleeps” (“La ciudad que nunca duerme”) o “The Big Apple” (“La Gran Manzana). Así es conocida la ciudad de Nueva York. La base para la primera denominación se debe a que los transportes y otros servicios siguen funcionando durante la noche ya que tiene muchos eventos nocturnos. Además, por ser ciudad puntera en el comercio internacional, se adapta a los horarios de trabajo de cualquier país del mundo, permaneciendo activa noche y día.

La 1ª vez que, documentalmente, se usó esta famosa expresión fue el 6 de Septiembre de 1912, en un artículo del periódico Fort Wayne de Indianápolis, en que haciendo referencia a una planta de electricidad que se había construido para abastecer a la ciudad de Nueva York: “… y como resultado, pronto añadirá a su título de ‘la ciudad que nunca duerme’ él de ‘la ciudad donde nunca anochece.”

En 1977, la frase consiguió fama mundial gracias a la letra de la canción “New York, New York” que compuso Fred Ebb y que popularizó el cantante Frank Sinatra: “Quiero despertar en una ciudad
que nunca duerme…”

Around the Big Apple -atrib-En los años 1920, el cronista deportivo del New York Morning Telegraph, John J. Fitz Gerald, popularizó el término “The Big Apple” (“La Gran Manzana”) para referirse a Nueva York. En 1921, éste escuchó que los mozos de cuadra del hipódromo de Nueva Orleans lo utilizaban  en referencia al hipódromo de Nueva York.

A Fitz Gerald le gustó tanto esta expresión que, el 3 de mayo de 1921, denominó así su columna del periódico  “Around the Big Apple” (“Alrededor de la Gran Manzana”). El 18 de febrero de 1924, en la introducción a su columna, John J. Fitz Gerald escribió: “La Gran Manzana. El sueño de cada muchacho que haya montado un pura sangre y el objetivo de todo jinete. Sólo existe una Gran Manzana y esa es Nueva York”.

Durante la década de los años 1930, el término fue usado por los músicos de jazz, para quienes tocar en Nueva York representaba su mayor logro: “son muchas las manzanas que tiene el árbol del éxito; pero Nueva York es la Gran Manzana”.

Se siguió utilizando el término entre las décadas de 1920-1950, y en los años 1960 quedó anticuado. Sin embargo, en 1971, el presidente de New York Convention & Visitors Bureau (Oficina de Convenciones y Turismo de Nueva York), Charles Gillette, recuperó la expresión en la campaña de promoción de la ciudad, volviendo a dar fama y popularidad a este término. En esta campaña se usaron manzanas rojas como imagen de la ciudad.

En 1994, se le otorgó a Charles Gillette el premio Frank W. Berkman Tourism Achievement Award, en su 1ª edición, por su contribución a la industria de viajes y turismo en la ciudad de Nueva York.

En 1997, el alcalde Rudolf W. Giuliani decretó –en un reconocimiento a John J. Fitz Gerald-, que el cruce de la calle Broadway con la calle 54 Oeste (West 54th Street) (donde vivió el periodista entre 1934-1963) se llamara “Big Apple Corner” (“Esquina de la Gran Manzana”).

El verdadero poder ejecutivo reside en el alcalde de Nueva York, y las funciones legislativas recaen en los miembros del Consejo Municipal de Nueva York.

Hablar de Nueva York es hablar de Wall Street (centro financiero), la sede central de la Organización de las Naciones Unidas, la Estatua de la Libertad, la Isla de Ellis, el Empire State o el One World Trade Center edificio principal del complejo World Trade Center, cuyas 2 torres fueron destruidas por un atentado terrorista el 11 de septiembre de 2001. También es hablar de Central Park, de la Catedral de San Patricio, del puente de Brooklyn, de la Quinta Avenida, Times Square, del Radio City Music Hall,  del Metropolitan Opera House, o de Broadway con sus teatros y grandes obras musicales como El Rey León, Cats o El fantasma de la ópera.

Sí, Nueva York…     … ¡nunca duerme!

J.A.T.

Agradecimientos:

Foto cabecera: King of Hearts/Wikimedia Commons

Fotos “Big Apple”: www.historiasdenuevayork.es