BARCELONA: CASA MILÀ (LA PEDRERA)

La Casa Milà, conocida popularmente como “La Pedrera”, es un edificio singular, construido entre 1906-1912 por Antoni Gaudí y declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO el año 1984.

Casa Milà -azoteaDesde el año 2013, el edificio es la sede de la Fundación Catalunya-La Pedrera y aloja un importante centro cultural de referencia en Barcelona por el conjunto de actividades que organiza y por los diferentes museos y espacios de uso público que incluye.

La casa fue edificada por encargo del matrimonio Pere Milà i Camps y Roser Segimon i Artells, pretendiendo que el piso principal sirviera como su residencia, y el resto para alquiler. La planta baja serviría para tiendas, y en 1928 se abrió la primera: una sastrería.

Al parecer, se enfrió la relación entre Gaudí y el propietario Milà, que tuvo que hipotecar la casa para pagar las 105.000 pesetas de honorarios que Gaudí tuvo que reclamarle judicialmente, importe que después donó a los jesuitas.

Hubo una anécdota cuando el Ayuntamiento detuvo las obras, en diciembre de 1907, ya que una columna no respetaba la alineación de las fachadas y ocupaba parte de la acera. Cuando se le comunicó a Gaudí, éste expresó con estilo irónico:

“Díles que, si quieren, cortaremos el pilar como si fuera un queso y en la pulida superficie restante esculpiremos una leyenda que diga: ‘Cortado por orden del Ayuntamiento según acuerdo de la sesión plenaria de tal fecha.'”

La Comisión del Ensanche certificó que, al tratarse de un edificio monumental, no era necesario que se ajustara a la normativa municipal.

Casa Milá -chimeneasEl solar tiene una superficie de unos 1.835 m2 y consta de 6 plantas alrededor de 2 patios interiores (uno de forma oval y otro, circular), sótano, desván y azotea. En la azotea se destaca la belleza del hierro forjado de sus balcones –que simulan plantas trepadoras-, las 6 grandes salidas de escalera rematadas con la cruz gaudiniana de 4 brazos, 2 torres de ventilación y 30 chimeneas recubiertas de fragmentos de cerámica, con la apariencia de cabezas de guerreros protegidas por yelmos. De hecho, George Lucas, director de cine, se inspiró en ellas para los cascos de los soldados imperiales y de Darth Vader de la saga de La Guerra de las Galaxias (Star Wars).

Se abrió al público en 1987, y ha recibido cerca de 30.000.000 de visitantes (1.000.000 al año aproximadamente), siendo uno de los 10 lugares más visitados de Barcelona.

J.A.T.

Agradecimiento fotos:

Azotea: Jaume Meneses – Barcelona i el modernisme, CC BY-SA 2.0

Chimeneas: Víctor – Flickr: Milà 1, CC BY-SA 2.0

Cascos: 20th Century Fox