­
  • Áloe vera: Dermopomada (50 ml.)

Dermopomada de áloe vera, 50 ml

12,90

Dermopomada de aloe vera.

Para el tratamiento de pieles sensibles con tendencia a irritaciones y rojeces. Con excelentes propiedades calmantes, hidratantes y emolientes.

Componentes: Aloe vera gel, glicerina, aceite de almendras dulces, lecitina de soja, ext. De hamamelis, ext. De manzanilla, aceite del árbol del té, alantoina.

Uso recomendado: Aplicar en la zona de la piel a tratar masajeando hasta su total absorción. Repetir tantas veces sea necesario.

Advertencias: Uso externo. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Descripción del producto

Dermopomada de áloe vera

Curiosidades:

¿Sabías que…..?

¿Conoces el significado de su nombre? ¿Conoces su utilidad como cicatrizante?

El áloe vera (también conocida como Sábila) (Aloe Barbadensis Miller) llegó a Europa en la antigüedad y era bien conocido por griegos y romanos para curar heridas. Se dice que Alejandro Magno conquistó la isla de Socotora en Yemen porque había gran cantidad de aloes, que servían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados y aunque esto no está demostrado, sí es cierto que en la antigüedad el áloe se usaba como remedio para heridas.

El áloe vera es originaria del África tropical, donde se ha sido utilizada como antídoto del veneno en heridas de lanzas envenenadas. Su savia es refrescante y cicatrizante y hace siglos que se usa para tratar quemaduras, inflamaciones y llagas, y la hoja entera es purgante.

Su nombre significa “Áloe de verdad”, pues se conocen más de 250 variedades de aloe, algunas parecidas pero solo 4 ó 5 tienen las propiedades terapéuticas. Los vendedores la anunciaban así “Aloe vera” (áloe de verdad) para diferenciarlo de los demás.

Es una planta de mucho uso terapéutico y cosmético por ser un potente regenerador y protector de la dermis, además defiende de la acción de las bacterias de la piel, es antiséptico y cicatrizante, limpia poros y facilita eliminar las células muertas, regula el ph de las capas de la piel.

Algunas de sus propiedades son:

  • Vitaminas A, B, C, minerales, taninos, aceites, ácidos grasos (oleico y linoleico), aminoácidos
  • Regenera las células de la piel y ayuda a regenerar los tejidos
  • Es antiinflamatoria, digestiva, depurativa y elimina hongos y virus
  • Alivia el escozor y picor producido por picaduras de insectos, medusas…
  • Efecto cicatrizante, muy práctico para eliminar o difuminar cicatrices y otras marcas en la piel