­
  • Champú revitalizante (200 ml.)

Champú de células madre vegetal, revitalizante, 200 ml

17,19

Champú revitalizante con células madre vegetal.

Tratamiento capilar anticaída con células madre de origen vegetal.

Componentes: Bardana, berro, capuchina, hiedra, limón, manzanilla, ortiga blanca, pino, romero, salvia, pantenol (provitamina B5), queratina, phytocelltell+, malus domestica, vitaminas A, C y E.

Uso recomendado: Aplicar sobre el cabello previamente mojado, frotar y dejarlo actuar unos 5 minutos. Finalmente, enjuagar con abundante agua tibia y acabar con agua más fría.

Advertencias: Uso externo. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Descripción del producto

Champú de células madre vegetal (revitalizante)

Champú de células madre vegetal (uso frecuente)

Curiosidades:

¿Sabías que…

Las células madre son las células “raíz” a partir de las cuales se origina la vida: Su característica es su capacidad de autoregenerarse. Gracias a esto, renuevan las células muertas, o se regeneran cuando se produce algún daño. Pero, a medida que vamos envejeciendo, éstas pierden poco a poco esa capacidad de autoregeneración.

La célula madre de origen vegetal tiene mayor potencial porque tiene la capacidad de generar nuevos órganos -como hojas y/o flores-, y regenerar toda la planta. Por eso, se quiere aprovechar ese potencial en la cosmética para cuidar la piel y el cabello.

Las células madre vegetales extraídas de una especie escasa y apreciada manzana de Suiza (Uttwiler Spätlauber)árbol de gran resistencia con gran poder de regeneración y larga conservación de sus manzanas- se utilizan para desarrollar productos que combaten el envejecimiento de la piel, gracias a su extraordinaria propiedad antioxidante. Esta manzana ha sido cultivada para ser usada en productos para el cuidado de la piel dadas sus buenas propiedades de almacenamiento. Las células madre de manzana protegen a las células madre epidérmicas existentes, incrementando así la longevidad y manteniendo las características inherentes de nuestras propias células madre de la dermis.

El árnica (Arnica montana) es una planta es originaria de América y Europa, muy buena para el cabello por su acción hidratante y reparadora, nutriendo las raíces del cuero cabelludo.

La bardana es una planta originaria de Europa y llevada a América, que también es conocida como “botones de berberechos”, “semillas de fresas”, “los botones del mendigo” y “fresa espinosa”, diferentes nombres por haber sido utilizada por muchos siglos en diferentes culturas. Los indios americanos valoraban esta planta hierba y hacían dulces hirviendo el tallo de la planta en el jarabe de arce. Los curanderos de Europa y EE.UU. la usaban como un tratamiento para purificar la sangre. En la actualidad, es recomendada para el crecimiento del cabello.