Estos dos personajes, cuyas vidas estuvieron unidas, forman parte de las más legendarias figuras del Oeste americano.

Wyatt Earp fue un famoso marshal y sirvió como agente de la Ley en diferentes poblaciones como Dodge City, aunque su fama le llegó en Tombstone (Arizona), siendo protagonista del famoso tiroteo del O.K. Corral.

Se hizo famoso por su escasa diplomacia, por su contundencia y dureza extrema con los que infringían la Ley así como por su osadía e incorruptibilidad.

Anteriormente fue cazador de búfalos. Se casó en 1871 con Urilla Sutherland, pariente de las esposas de sus hermanos, pero ese matrimonio duró solo 2 años al morir en el parto junto con su bebé.

1876: Trabaja como agente de la Ley en Dodge City y 2 años más tarde se convierte en adjunto del Comisario.

Cuando conoce la muerte del comisario Ed Masterson en su ausencia, aprende que, para frenar la delincuencia y ganarse el respeto de los forajidos debe actuar de forma drástica, contundente y decidida: la indecisión y la duda podría costarle la vida.

Inicia una amistad con un jugador de póker tuberculoso –antes era dentista- llamado John Henry Holliday, conocido como Doc Holliday, quien llegaría a ser su mejor amigo.

1878-1882: Convive con Mattie Blaylock, una prostituta a la que abandonará por su alcoholismo y dependencia del láudano. En ese tiempo conoce a una bailarina judía Josephine Sarah Marcus, y desde 1882, convive con ella hasta su muerte.

1879: Se establece en Tombstone (Arizona) para ser granjero; pero sus hermanos, Virgil y Morgan, son comisarios y le reclutan; posteriormente sería marshal del pueblo.

Su contundencia le granjeó el odio de forajidos, especialmente, el de los hermanos Clanton y McLaury, teniendo diferentes escaramuzas y pleitos.

26 de octubre de 1881: Llega el momento culminante con el famoso tiroteo del O.K. Corral en el que participaron los 3 hermanos Earp y Doc Holliday, resultando muertos dos hermanos McLaury y uno de los Clanton.

Como en el juicio los Earp y Holliday quedaron en libertad, la venganza de éstos contra los Earp llegó, matando por la espalda a Morgan y dejando lisiado a Virgil. La familia Earp se marchó de la ciudad, acompañados por Wyatt y Holliday con la fijación de castigar a Ike Clanton y al grupo de forajidos denominados “Los Cowboys”.

Wyatt formó un grupo e inició su venganza en la famosa “cabalgada” en la que los fue eliminando. Se dice que jamás fue herido. En Tucson vieron a Frank Stilwell y a Ike Clanton. Stilwell fue encontrado muerto junto a las vías con su cuerpo lleno de perdigones y heridas de bala. El juez de paz de Tucson dictó 5 órdenes de detención contra el grupo de Earp, al que después se unió el pistolero John Wilson Vermillion, conocido como Texas Jack.

Llegando a Iron Springs, Earp mató al principal sospechoso de la muerte de su hermano, Curly Bill Brocius, y disparó contra otros 2. El grupo se separó para seguir buscando al resto de los forajidos.

13 de enero de 1929: Wyatt Earp muere en Los Ángeles a la edad de 80 años. Josephine seguía a su lado.

Doc Holliday

‘Doc’ Holliday

Por su parte, el misterio y la leyenda alrededor de la vida de Doc Holliday, son extraordinarios: sigue el debate sobre el número exacto de muertes. Se cree que, en su vida, mató a 7 hombres y participó en 9 tiroteos.

Con 20 años se graduó como odontólogo, ganando premios, aunque duró poco tiempo en la profesión. Se le diagnosticó tuberculosis, posiblemente contagiado por su madre. Le dijeron que le quedaban pocos meses de vida, por lo que decidió mudarse a otras regiones más cálidas y áridas donde la enfermedad no avanzara tan rápido.

Como curiosidad, la escritora de la famosa novela “Lo que el viento se llevó”, Margaret Mitchell, fue su prima política.

En Fort Griffin, conoció a Wyatt Earp cuando éste regresaba a Dodge City para ser ayudante del sheriff. Holliday ya se dedicaba al juego y, posteriormente, salvó la vida a Earp, haciéndose amigos desde entonces. También consiguió fama como pistolero peligroso.

Una vez establecido en Tombstone, llegó el famoso episodio del O.K. Corral en el que mató de un tiro de escopeta a Tom McLaury, y de un disparo, en el lado derecho de su cabeza, a su hermano Frank McLaury, quien previamente le había disparado y rozado su cadera con una bala.

Después de la “cabalgada” de venganza con Wyatt Earp, ingresó en un hotel con aguas termales (después se convertiría en sanatorio) de Glenwood Springs (Colorado); pero no pudo recuperarse y finalmente falleció el 8 de noviembre de 1887, a la edad de 36 años.

Las vidas legendarias de estos hombres han sido llevadas al cine, siendo unas de los que más veces han sido interpretadas. Entre los actores más famosos que lo encarnaron están:

Wyatt Earp (películas)

 J.A.T.