Una película, a diferencia de un documental, aunque se base en unos hechos reales, en aras del espectáculo, dramatiza diversos hechos, por lo que, evidentemente, no ocurren tal y como se plasma en ella. Argo no es una excepción, aunque no por eso deja de ser una gran película.

Aunque en el film parece que no lo era, Méndez trabajó para la operación con un guión real, “El señor de la luz”, basado en la premiada novela de ciencia-ficción del mismo título, escrita por Roger Zelazny.

Por otra parte, parece que Argo no le da la dimensión real al papel que jugaron en esta historia el embajador canadiense, Kenneth Taylor –quien asesoró a Ben Affleck (director de la cinta, además de interpretar a Méndez)-, dando la impresión de que el papel de los canadienses casi fue testimonial. Lo cierto es que el embajador ocultó en su casa a 2 de los funcionarios, al igual que el Jefe Adjunto de la Misión de Canadá, John Sheardown y su esposa Zena, aunque éstos no aparecen en el film pese a ocultar a los otros 4 funcionarios.

La misión no fue cancelada a última hora como se hace ver en la película, pues el presidente Jimmy Carter dio luz verde antes de que Méndez volara a Teherán. Tampoco tienen que adentrarse en el gran bazar ni en ninguna otra parte de la ciudad para escapar.

Sí es cierto que Sahar, que en la película es el ama de llaves del embajador Taylor, se basa en el ama de llaves de John Sheardown, una filipina llamada Lolita que, como en la cinta, no desvela el secreto de que en la casa se escondían 4 de los 6 funcionarios. Por su parte, la esposa del embajador dijo a sus sirvientes que los 2 funcionarios eran turistas, amigos de su esposo, y que iban a visitar brevemente el país.

La carga emocional de suspense en el aeropuerto cuando no hay confirmación de los pasajes para los 7 protagonistas, y Méndez le pide a la azafata que vuelva a hacer una verificación, tampoco es cierta. Las reservas del vuelo siempre estuvieron ahí y, por tanto, no hubo problemas en ningún punto del aeropuerto. Tampoco fueron retenidos ni hubo llamada perdida a la productora para verificar sus identidades.

Argo

Aunque la película muestra que los guiones gráficos se los dan a los guardias del aeropuerto, lo cierto es que no fue así. El concepto artístico fue creado por Jack Kirby, el afamado dibujante y creador, junto a Stan Lee, de comics de los superhéroes más famosos de Marvel Comics como Thor, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores o X-Men.

Argo
Tony Méndez y Jimmy Carter

Tampoco fueron perseguidos por el aeropuerto, pudiendo pasar el control de salidas sin problema. Quizá la facilidad real para escapar estuvo en que el vuelo reservado era muy tempranero, a las 7:30 de la mañana, por lo que no había mucha gente, y los guardias estaban todavía sin activarse completamente. El único problema fue el retraso de 1 hora por un problema mecánico y que, una vez resuelto, les permitió embarcar. Ahora bien, sí se relajaron al salir del espacio aéreo iraní y brindaron con cocktails Bloody Mary.

La productora falsa cerró sus puertas varias semanas después del éxito de la operación. De hecho, Studio Six Productions (Studio 6) resultó tan convincente que recibieron 26 guiones, entre los que estaba uno de Steven Spielberg.

Argo
Estrella de Inteligencia a Tony Méndez

Méndez recibió del presidente de los EE.UU.  la Estrella de Inteligencia; como la operación nunca “existió”, no se la podía quedar. En 1997, durante la presidencia de Bill Clinton, los archivos de la “Operación Argo” fueron desclasificados y, con motivo del 50º Aniversario de la CIA, la condecoración le fue devuelta. Por su parte, John Chambers recibió la Medalla de Inteligencia de la CIA, la más alta condecoración civil, por su participación en esta historia.

Argo

Antonio Joseph Méndez y John Chambers siguieron manteniendo su amistad hasta que Chambers falleció en 2001. Méndez, por su parte, siguió trabajando para la CIA y se retiró en 1990, habiendo trabajado 25 años para ella. Después escribió 4 libros, entre ellos sus memorias, en las que narraba sus vivencias como agente: The Master of Disguise: My Secret Life in the CIA (El Maestro del Disfraz: Mi vida secreta en la CIA). Méndez falleció el pasado 19 de enero de 2019.

Algo que destacar también es la elección de actores para Argo que, con su caracterización, se asemejan visualmente a los protagonistas reales de esta historia:

Argo

J.A.T.

Agradecimientos:
Fotogramas: Cortesía de Warner Bros.
Foto Tony Méndez: The International Spy Museum / The Clio